Suscríbete con RSS

Deja tu Email

22 de septiembre de 2010

Un marginal inesperado

Alejandro Díaz Triguero
No es de esos jugadores que te imaginas ocupen un asiento en el fondo de cualquier banquillo. Tampoco hubiéramos pensado nunca que tuviera que realizar "workouts" (entrenamientos privados con algunas franquicias) buscando una oportunidad de cara a la pretemporada, nunca sabiendo si podría siquiera comenzar allá por finales de Octubre. Que un número 3 del Draft de 26 años y que fue elegido como el mejor jugador universitario del país (junto a JJ Redick) en 2006 tenga pie y medio fuera de la Liga no es algo que sea demasiado habitual y menos teniendo en cuenta que el chaval no figura con antecedentes penales ni ha pegado a su entrenador. Tan sólo la lesión de rodilla que sufrió en la pretemporada de 2007 puede sonar como excusa para explicar lo inexplicable.

Mucho vimos en Adam Morrison al nuevo Larry Bird, no tanto por su estilo de juego, aunque haya ciertas semejanzas en la mecánica de tiro y en la manera de moverse por la pista, sino más bien como la posibilidad de ver resucitar a esa especie en extinción que son los grandes anotadores estadounidenses de raza blanca, más allá del tópico del tirador de tres. Morrison parecía un oasis enmedio de los Lebron y compañía. Pero no sólo en lo puramente baloncestísitco, Morrison era el alter ego de la estrella NBA del siglo XXI. Sus pintas tipo "grunge", con el pelo desaliñado y su bigote ridículo, su nula capacidad atlética y su involucración en temas políticos con clara orientación marxista-leninsta... Era un seguidor del Che Guevara en un mundo donde la mayoría de ídolos hacía años que habían dejado de ser políticos o personas concienciadas con los problemas sociales para pasar a intentar ser uno mismo el ídolo de masas.

No es oportunismo el comentar que Adam Morrison es diabético de tipo 1, la más severa que existe, desde los 13 años. Morrison debe seguir un riguroso ritual de comidas y es obligado que se administre insulina en el descanso de cada partido, lo cual ha llevado a Morrison a realizar numerosas charlas informativas para jóvenes con su mismo problema. Sólo Chris Dudley había jugado en NBA siendo diabético, aunque en principio nunca ha mermado el juego de Adam. Durante su infancia él y su familia se mudaron en varias ocasiones de hogar debido a que su padre era entrenador de baloncesto. Para suerte de Adam sus huesos fueron a dar con Spokane (Washington), la misma ciudad donde nació John Stockton, que algo tendrá para que surjan jugadores de talento. Ese algo se llama Gonzaga, la universidad local, donde, al igual que el genial base, estudió Morrison. Su etapa en los Bulldogs fue más que fructifera pasando de promediar 11'4 puntos en su año freshman a los más de 28 de su año junior (máximo anotador nacional). Su salto al profesionalismo era obvio, aunque había voces que decían que Morrison debería esperar un año más para adaptar su físico a las exigencias de la NBA. Hoy estarán recordándolo orgullosos. Las famosas lágrimas de Morrison tras perder frente a UCLA en los Sweet Sixteen de aquel Torneo Final parecían una premonición de lo que sería su carrera NBA.

Desde su llegada a la mejor Liga del Mundo Morrison no ha conseguido ubicar su talento y personalidad haya donde ha estado. Su temporada de novato en Charlotte fue decepcionante, ejerciendo de Sexto Hombre buena parte de la temporada pero presentando muy malos porcentajes de tiro, en parte porque su físico le hacía difícil crearse tiros con facilidad. Acabó la temporada con 11'8 puntos y un pésimo 37'6% de acierto en tiros. La temporada siguiente no la jugaría por su lesión de rodilla y a mitad de la 2008/09 llegaría a Lakers traspasado, donde ha formado parte del equipo campeón las dos últimas temporadas con un papel más que marginal.

La última noticia de Adam Morrison es que ha estado entrenando con los Boston Celtics jugándose una plaza en los "Training Camps" junto a jugadores como Rashad McCants, Trenton Hassell y un Cuttino Mobley (al que le ha vuelto a picar el gusanillo del baloncesto tras el alta médica) y que finalmente será invitado por los Washington Wizards a realizar la pretemporada con ellos. Como ha dicho el propio Morrison: "No he jugado prácticamente en dos años, por lo que sólo estoy buscando un lugar donde tener minutos de calidad e intentar volver al ritmo de juego nuevamente". Por el bien del bueno de Adam esperemos que sea así. Lo que he disfrutado viendo jugar a este chaval en su etapa universitaria es inversamente proporcional a la suerte que ha tenido en la NBA y se aleja bastante de lo que merece. Esperemos que la próxima vez que le veamos llorar sea de felicidad y que signifique que está listo para demostrar todo aquello que una vez demostró.

PD: Como dice el dicho, hay que renovarse o morir, así que he creado una página del blog en Facebook para intentar darle más promoción. A la derecha del blog tenéis el recuadro de "Me Gusta" para poder seguir el blog desde la red social. Si no, podéis buscar "A Place in South" en Facebook y debería aparecer. A ver qué tal va el invento. También podéis recomendarlo a vuestros amigos.

Alejandro Díaz Triguero / Ana & Alejandro

Viajábamos durante nuestras vacaciones hasta que decidimos salir a conocer mundo y buscarnos la vida. En este blog queremos informar y contar nuestras experiencias de allá donde vayamos.

16 comentarios:

BigBen dijo...

"Pero, ¿por qué no juega nada?", eso me pregunta mi padre siempre que lo ve en el fondo del banquillo con cara de pasar del tema.

Está claro que para jugar en la NBA da de sobra, sólo hace falta mirar su temporada de novato. No se si tendrá culpa la diabetes o que, y vale que se ha pasado casi 2 años sin jugar en LA, pero tampoco se le veía con muchas ganas cuando salía -aunque eran minutos muy de la basura.

Ojala mejore el tema.

J-Bo dijo...

Tuvo una lesión de rodilla que le cortó la poca progresión que había mostrado en su primer año.

De todas maneras yo recuerdo verlo muy fuerte en la NCAA y en la NBA parece que se ha dejado llevar totalmente.

Cross dijo...

Phil Jackson no desperdiciaría un talento asi si estuviese en plena forma...Talento anotador a raudales,poseedor de la maldición ''bird'' que no aparece en los libros y que sufrieron otros como Van Horn.Mucho sustituto estrellado.
Unido a que le eligió Jordan(maldición ''Kwame Brown'')pues le tocó todo al chico.
No vive tanto de su físico como McDyess por lo que su lesión deberia dejarle jugara un buen nivel.¿Nos queda la diabetes,no?Puede ser,pero antes me intriga su mente,si está motivado o no.
Merece una oportunidad.Por los viejos tiempos.
Saludos!

Almanzor dijo...

@BigBen: yo creo que él mismo se desilusionó con el traspaso a LA y más viendo que pasaban los partidos y no jugaba nada.

@J-Bo: la lesión de rodilla le hizo cambiar totalmente de actitud, aunque no creo que le haya afectado tanto físicamente.

@Cross: como dices, maldición Bird, maldición Kwame... Como digo antes, yo creo que ha perdido la motivación en LA. Siempre he dicho que cuando coincidía en pista lo más mínimo con Kobe o Pau mejoraba muchísimo. Se notaba que ser un jugador de banquillo profundo le desanimaba.

Saludos y Gracias por los comentarios!

Mo Sweat dijo...

También podría ser que la diabetes la pudiera llevar bien en la NCAA, con otro ritmo de partidos, otros ambientes... pero puede que llevar bien todos esos inconvenientes en la NBA, jugando 3 o 4 partidos por semana, viajando de punta a punta del país cada dos por tres... y encima con la lesión de rodilla para acabar de rematar... no sé, pienso que todo esto podría haber influido mucho, ya que no es el tipo de jugador que me encaje en el perfil de se dejaba llevar fácilmente.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Es un tio que me cae bien, hacen falta más tios así en los USA.

Almanzor dijo...

@Mo Sweat: por eso digo lo que no sirva de oportunismo, porque realmente la diabetes es un problema graves y no esfácil sobrellevarlo en un mundo tan exigentes. Luego problemas de adaptación de juego, te partes la rodilla y te tiras un año sin jugar y luego te traspasan a cambio de Radmanovic. Para un jugador competitivo y exigente como él eso te debe hundir. Por eso espero que este año le vaya genial.

A mí también me cae bien, y no sólo por sus ideas políticas. Parece honrado y humilde. Una rara avis.

Saludos y Gracias por el comentario

costalgaraldals dijo...

Una verdadera pena. Solo desearle la mejor de las suertes. Me redimo de mis palabras pronunciadas hace unos meses: "Este tio es una estafa ..."
No sabia ni la mitad de su hustoria.

Almanzor dijo...

@costalgaraldals: hombre, de momento su rendimiento es de estafa, pero Charlotte se lo quitó rápido de encima. Su carrera NCAA era de número 3 del Draft y la lesión de rodilla cortó toda la progresión que tenía. Esperemos que le vaya bien.

Saludos y gracias por el comentario.

kurtkbain dijo...

A mi me gustaría mucho que lo probase en Europa. Me parece que si aún queda algo dese jugador que vimos en la NCAA, aquí podría llegar a tener un papel importante en algún equipo puntero.

Lakers Planet dijo...

Gran artículo sobre Morrison!

Yo espero que encuentre un equipo donde le den minutos y pueda demostrar lo que vale, creo que todavía puede aportar su talento a la Liga!

Un saludo!

José R. González dijo...

Ojalá vuelva a estar en el más alto nivel posible. Un saludo

Almanzor dijo...

@kurtkbain: antes que verlo arrastrarse por la NBA lo prefiero triunfando en Europa.

@Lakers Planet: Muchas Gracias! A mí no me parece mal destino Washington, que no tiene muchos aleros de gran calidad.

@José R. González: Yo también lo espero y deseo. Se lo merece.

Saludos y Gracias por los comentarios!

sraly dijo...

Grande tu artículo!!!

Creo que Morrison es otro claro ejemplo de jugadores que no se han adaptado al ritmo de la NBA (la diabetes tendrá algo que ver sin ser definitiva) y cuya realidad ha quedado sepultada bajo el alto nivel de expectativas creado tras su paso por la NCAA y su pick en el draft (véase Milicic). Su poco físico para la Liga, cada año peor, le ha reducido a un rol de tirador. Pero sus porcentajes han ido empeorando (contribuye la falta de minutos) y sus pocas virtudes defensivas y, intuyo, su caracter introvertido (recuerdo una entrevista de Jimmy Kimmel el año pasado tras el campeonato en el que hablaba entre murmullos), le han llevado al último rincón del banquillo. Y si añadimos a la ensalada su salario como numero 1 del draft... Poco o nadie le quieren. ¿Rumbo a Europa?

P.D: Yo tembién tengo un perfil (no página) en Facebook (y en Tuenti)

Almanzor dijo...

@sraly: yo creo que sobretodo le afectó la lesión. Su temporada de novato, aún con malos porcentajes, era un tío de 12 puntos en menos de media hora y eso que aún estaba de adaptación. Veremos cómo afronta esta nueva etapa, pero prefiero verle triunfar en Europa que arrastrarse por cualquier equpo.

Saludos y Gracias!

wholesale Jimmy Handbags dijo...

It sounds like you'd agree that prohibition doesn't work. This is due to the fact that the only thing prohibition successfully prohibits is the regulation of drugs. Consider this. Since prohibition & imprisonment doesn't work, wouldn't it be more effective to provide treatment at 1/10th the cost of jail for those addicts who want it. Or, to apply harm reduction to maintain drug addicts for a tiny fraction of the cost of illicit drugs for those not ready to quit? Plus, harm reduction keeps addicts as productive as possible while negating the necessity for them to commit property crimes to buy extremely expensive illicit drugs of questionable quality & potency from criminals. Harm reduction has the added benefit of destroying drug gangs by taking drug trafficking out of their hands through regulation. 100 years of drug prohibition has accomplished nothing. 1.5% of Americans were addicts before prohibiton began & 1.5% still are. It's this simple, prohibition = anarchy. Contrary to what prohibitionists would have you believe, legalization = regulation. Ask yourself this. Would your addicted child be better off in prison & come out only to use again. Or, would they be better off in treatment or on a maintenance dose to keep them as health & productive as possible? Wouldn't it be better if you didn't have to worry about having your belongings sold for a dime on the dollar by a family member forced to lie & steal for their drugs? Doing the same old things the same old failed way & expecting a different outcome is thedefinition of madness. Visit FINERREPLICA.cc to find out what retired drug agents say is the only answer to our endless drug wars.

Para ponerse la piel de gallina

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib