Suscríbete con RSS

Deja tu Email

27 de septiembre de 2011

La lucha por el recuerdo

Alejandro Díaz Triguero
El pasado día 21 se celebró el "Día Internacional contra el Alzheimer", una enfermedad que afecta a unos 15 millones de personas en el Mundo, siendo la cuarta causa de muerte más común entre las personas mayores de 65 años. Probablemente el Alzheimer, que elimina paulatinamente la memoria por la desaparición de las neuronas, tenga más consecuencias para el familiar o persona allegada que para el propio enfermo. Esta enfermedad, para la que no existe de momento cura de ningún tipo y es muy difícil de diagnosticar, suele llevarse a esa persona tras una media de 15 años de sufrimiento y pérdida lenta de actividad cerebral.

El 23 de Agosto Pat Summit anunciaba que padecía de Alzheimer en su tipología de demencia. Posiblemente su nombre no suene a la mayor parte de los aficionados al baloncesto, especialmente en Europa, a pesar de que se trata de la entrenadora universitaria con mayor número de victorias en la historia de la NCAA, ya sea hombre o mujer, acumulando un récord de 1037 victorias y 196 derrotas (84'1%). Después de varios meses en los que sufría pérdidas de memoria, el momento clave llegó cuando, en un final de partido, se quedó en blanco a la hora de preparar un ataque. Su asistente tuvo que salir en su ayuda.

Pat Summit llegó al banquillo del equipo femenino de la Universidad de Tennessee en 1974 como asistente y esa misma temporada logró acceder al puesto de entrenadora jefa, trabajo que no ha dejado de ocupar en los últimos 37 años. Además, como jugadora logró el Oro Olímpico en Montreal 76, los primeros Juegos Olímpicos en los que existía torneo femenino, y entrenó a la Selección Americana que logró el oro en Los Ángeles 84. En todas sus temporadas al frente de las Lady Vols (como se conoce al equipo), Summit ha logrado 8 títulos nacionales (6 en 12 años) y ha sido designada como mejor entrenadora del año en 7 ocasiones, además de ser designada como la mejor entrenadora de baloncesto del Siglo XX a nivel Universitario.

Independientemente de su excelso currículum, la notoriedad reside en que Summit ha decidido que este año entrenará a las Lady Vols, a pesar de que los médicos lo desaconsejan. El estrés y la ansiedad que provoca la competición puede acelerar los síntomas y los efectos de la enfermedad, además de provocar en ella misma cambios de humor y déficit de atención en determinados momentos. A pesar de todo, Summit ha reiterado su compromiso a la afición y a la directiva de la Universidad, que en el año 2009 le otorgó una extensión de contrato por valor de 1'4 millones de dólares anuales.


Posiblemente la actitud de Pat sea vista desde el exterior como egoísta. Para una persona que lo ha dado todo por el deporte, que ha conseguido todo lo que un entrenador puede alcanzar, estos años tal vez sean para dedicarlos a su familia, a su hijo Tyler. Posiblemente Summit, que conocía su diagnóstico 3 meses antes de hacerlo público, pudo llegar a tener contacto con Dean Smith, el que fuera entrenador de la Universidad de North Carolina hasta 1997, también enfermo de Alzheimer. Los que han hablado con Smith en los últimos meses afirman que cada vez recuerda menos de su exitosa carrera en los banquillos (como explicó Miguel Ángel Paniagua en su última columna para Solobasket, hace ya más de un año). Cuando se da esta situación, en la que notas que tienes tanto por enseñar y tanto por transmitirle a los demás, debe ser duro admitir que tal vez llegue un momento en que no seas capaz de recordar ni siquiera quién eres. Pat Summit seguro que quiere agarrarse al último trozo de astilla que quede de ese hogar que todos tenemos llamado "recuerdos", una vez se haya derrumbado del todo. Aunque ella no lo sepa, sus recuerdos no se perderán nunca, porque al igual que Dean Smith, nadie les olvidará a ellos y lo que lograron.


Alejandro Díaz Triguero / Ana & Alejandro

Viajábamos durante nuestras vacaciones hasta que decidimos salir a conocer mundo y buscarnos la vida. En este blog queremos informar y contar nuestras experiencias de allá donde vayamos.

7 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Impresionante artículo, es una gozada enterarse de "cosas" del baloncesto que escapan de la "normalidad".

J-Bo dijo...

Debe ser muy duro darse cuenta de que vas perdiendo memoria. Hay que tener mucho valor para querer enfrentarse a esta enfermedad, y no tirar la toalla.

Almanzor dijo...

@costas: Gracias por lo que me toca. No se ve mucho baloncesto femenino por mi blog y creo que la figura de Pat Summit merecía esta (triste) excepción.

@J-Bo: yo es una enfermedad que temo mucho, más para mis familiares que para mí. Irte dando cuenta que la otra persona deja de recordar tantas cosas...

Mo Sweat dijo...

Muy triste, sin duda, pero también me ha impresionado la decisión de Pat de seguir entrenando a pesar de los inconvenientes; simplemente grandiosa.

Saludos.

Almanzor dijo...

@Mo Sweat: es una ganadora y no se iba a rendir tan pronto. Veremos si esta temporada puede llevarla bien con la enfermedad, aunque posiblemente sí que sea la última.

Saludos a todos y gracias por los comentarios.

@jose13bis dijo...

Enhorabuena por el post. Sublime a mi entender. Como siempre comprometido y removiendo conciencias. No creo que tardemos mucho en ver la película de su vida, por lo que cuentas no parece mal guión, ...

Almanzor dijo...

@jose13bis: Muchas gracias por la parte que me toca. Estas historias hay que contarlas, aunque interesen a menos gente. Me gustaría ver una película de Pat Summit, que tenga final feliz.

Un saludo y gracias!

Para ponerse la piel de gallina

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib