Suscríbete con RSS

Deja tu Email

30 de noviembre de 2009

McMillan y sus bases...

Alejandro Díaz Triguero
Es cierto que no tengo esa tendencia españolista a criticar a Nate McMillan cuando no da bola a los nuestros, pero si que lo hago cuando pienso que no está llevando al equipo en la dirección correcta. Ya no sólo es el hecho de entregar casi al 100% los galones del equipo a Brandon Roy, jugador sobresaliente donde los haya, con las consecuencias que ellos supone (previsibles), sino que además en los Blazers se ha instaurado cierto mal rollo en la plantilla. Los resultados a simple vista no están tan mal, ya que a día de hoy están con un récord de 12-7, en progresión de 52 victorias (sólo dos menos que la temporada anterior). De las 7 derrotas, algunas entran dentro de lo previsible (Denver, Houston, Atlanta en dos ocasiones, Utah) pero otras no, como caer en casa ante los Grizzlies o en Oakland.

Cuando finalizó la temporada para los Blazers casi todos recurrimos a la misma explicación: les falta experiencia, los sistemas de McMillan son muy previsibles y les falta un base de garantías. La noche del Draft los Blazers traspasan a Sergio Rodríguez (teórico base suplente) a los Kings y en Julio se hacen con un base veterano con 7 presencias en el Playoffs (38 minutos por partido en postemporada) como Andre Miller. Problema resuelto. McMillan tiene su base seguro, experto y veterano, buen pasador y que no requiere de manejar el balón mucho tiempo ni lanzar a canasta. ¿Problema resuelto? Pues no, resulta que a McMillan le sigue gustando más Steve Blake. Suponemos que las causas son mejor defensa y mejor lanzamiento. Si Andre Miller juega 26 minutos por partido y sólo 9 de ellos como titular (compartiendo quinteto con Blake), ¿por qué pagarle a Miller casi 22 millones de dólares por tres años? ¿Por qué jugar con dos bases de titulares 9 partidos teniendo jugadores en el puesto de alero o escolta como Martell Webster, Rudy Fernández o Travis Outlaw? ¿Por qué ayudar a crear mal ambiente en el equipo?


Para colmo, las últimas actuaciones de Sergio Rodríguez en los Kings hablan muy bien del base español y muy mal de Nate McMillan, ya que demuestra lo infrautilizado que tuvo al canario. En los últimos 4 partidos Sergio promedia 22 minutos, 15'2 pts, 4'75 asistencias, 1'5 pérdidas y un 55% en tiros de campo, mejores números que los que presenta Blake en el total de la temporada. Además, el año pasado traspasaron a Jarret Jack a los Pacers a cambio del número 11 del Draft, Jerryd Bayless, que apenas ha participado en 62 partidos desde que llegó a los Blazers (11 minutos de media) .


En resumen, el año pasado comentamos que a los Blazers le faltaba un base experto, veteranía y ser menos previsibles. Resulta que traspasan a Sergio Rodríguez, que ahora está jugando a buen nivel tras tener la confianza de su entrenador, contratan a Andre Miller con un buen contrato, lo que debería suplir la falta de un base experto y aportar veteranía, y todo para que jueguen los minutos importantes con el mismo base que la temporada pasada. ¿Solución para estos Blazers? Pues que McMillan sea menos previsible. ¿O acaso el problema es McMillan?

Alejandro Díaz Triguero / Ana & Alejandro

Viajábamos durante nuestras vacaciones hasta que decidimos salir a conocer mundo y buscarnos la vida. En este blog queremos informar y contar nuestras experiencias de allá donde vayamos.

10 comentarios:

General Espartero dijo...

Los Blazers juegan más cómodos con Miller y eso se nota. Sigo sin entender porqué se insiste con Blake, que tras 8 temporadas en la liga nunca ha destacado. Aún entiendo menos porqué hace jugar juntos a Blake y a Miller, sobre todo teniendo a Roy y Rudy en el puesto de 2.

El resultado de esto es que la rotación exterior no la entiende nadie. Rudy juega menos que el año pasado y, lógicamente, aporta menos. Miller y Roy deberían ser la pareja exterior titular y Rudy entrar como 2-3 (a veces con Roy, a veces sin él). Blake debería ganarse los minutos o empezar a funcionar como especialista.

Pero todo eso da igual, el cenizo de McMillan se mantendrá en sus 13 hasta que caigan en 1ra o 2da ronda de playoffs... y diga que es que la plantilla no estaba compensada.

Un saludo!

Jacobo Rivero dijo...

Estoy de acuerdo contigo, no me gusta nada la 'tendencia españolista' anti McMillan, pero creo que el coach de los Blazers esta tocando fondo. No es sólo que sea previsible, es que cada vez parece mayor la desconexión en las rotaciones, y los jugadores por momentos parecen perdidos.

Habrá que ver qué pasa cuando jueguen contra Sacramento, si le dan minutos, Sergio saldrá con ganas de venganza. Y es lógico.

Anónimo dijo...

Yo creo que en la llamada "tendencia españolista" hay algo de razón, y lo ha demostrado el caso de Andre Miller. Por la situación de Sergio era difícil luchar, pero teniendo un base como Miller, que aunque está lejos de ser el de cuando jugaba en Denver o Cleveland, me parece un jugador que debería tener más minutos que un Blake ya rozando la treintena y que nunca ha despuntado ni como pasador ni desde luego como anotador...
Podías organizar en tu blog una liga fantasy (nba.com) para todos los seguidores de la nba en español!!
Un saludo

costalgaraldals dijo...

vamos a darle tiempo ¡¡¡ seguro que es una táctica para los play-offs ... confundir al contrario con estupideces ... y luego caer en el caos de no saber colocar a tu gente.
Seguro que triunfa ... seguro.

J-Bo dijo...

Pensaba que Andre Miller iba a ser la solución a todos los males en estático de los Blazers, pero se ve que a McMillan le gusta mucho tener a Blake en pista.

La solución sería ofrecerle al termino de la temporada $50 millones por 5 años (a Blake) así ya tendría la excusa perfecta para ponerlo en el quinteto titular 5 años más.

Almanzor dijo...

La verdad que lo de Blake no tiene mucho sentido después de la apuesta por Miller, con el que encima al parecer se lleva horrible. ¿Te puedes llevar mal con 2 bases distintos en dos momentos distintos? Creo que McMillan vive en un constante "ataque de entrenador" y "recuerdos del pasado" de su etapa como base (del montón más bien).

Al final ganarán 50 o 53 partidos y caerán en primera ronda y dirá que necesita tiempo y algún repunte a la plantilla. Que le pregunte a Adelman si necesita algo...

Saludos

Por cierto, lo de la Liga Fantasy yo al menos no la estoy haciendo, soy más de Supermanager ACB, pero es un opción a estudiar.

costalgaraldals dijo...

gracias por avisar del fallo ¡¡¡ 10 segundos ??? si juegan 48 minutos ¡¡¡ costal, "no es ACB.... glups"

dennis_mora91 dijo...

McMillan como decis anda pasado de vueltas, incomprensible que Blake tenga que encajar por narices en el quinteto titular y ser el que más juegue de los dos bases, incomprensible que pase a Roy de alero donde no se le ve nada cómodo solo por el hecho de poner a Blake en el quinteto titular y creo que imcomprensible que teniendo a jugadores como Rudy o Webster para ocupar el puesto de Blake, siga siendo este el que tenga las de ganar, todo en los Blazers es incomprensible :D

Dr. Basket dijo...

Es evidente que McMillan no es uno de los grandes estrategas de la NBA. Pero hay que ver eso más allá de que SR jugase o no jugase, que ese era, quizá, el punto en el que menos se notaba lo malo que es.

Saludos.

Almanzor dijo...

@dennis_mora91: como dices, muchas de las cosas que está haciendo McMillan esta temporada son incomprensibles y lo está empezando a notar en los resultados. Y este año el factor cancha a favor va a ser más importante que nunca.

@Dr. Basket: lo de Sergio es comprensible. Era un jugador que a él no le gustaba nada y tenía que tragar con él. Ahora bien, puede que Sergio demuestre que es más jugador que lo decían sus minutos con McMillan y recuerdo que Sergio era uno de los favoritos del público.

Saludos

Para ponerse la piel de gallina

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib