Suscríbete con RSS

Deja tu Email

9 de febrero de 2011

El nuevo convenio colectivo, el "one-and-done" y Daniel Orton

Alejandro Díaz Triguero
Como es sabido por todos, patronal y sindicato de jugadores negocian a lo largo de esta temporada NBA la firma un nuevo convenio colectivo. En los tiempos de crisis que corren la principal reclamación por parte de los propietarios es la de disminuir los salarios de los jugadores. Hoy día son pocas las franquicias que no sufran pérdidas al final de cada curso, hecho que ellos mismos han podido alimentar con la firma de contratos sobrevalorados a determinados jugadores, como los casos de Amir Johnson o Wesley Matthews. Otro de los frentes abiertos por parte de los jugadores es la eliminación de la restricción de edad para el ingreso en la NBA (hoy día 19 años cumplidos para el primer partido de temporada), algo a lo que incluso la NBA ha hecho referencia en términos opuestos, es decir, ampliar dicha edad.

El debate surge de manera paralela en la NCAA, liga que ejerce de granero de jugadores para la NBA, en la que se sufre la cada vez mayor fuga de talentos rumbo al profesionalismo. Un vistazo al último Draft nos desvela que hasta tres jugadores fueron seleccionados tras su año freshman en las cinco primeras posiciones (Wall, Favors y Cousins) y que, sin embargo, el equipo que se proclamó campeón, Duke, contaba entre sus jugadores más destacados con dos seniors (Zoubek y Scheyer) y dos juniors (Smith y Singler) que además decidieron continuar un año más en el equipo y aspiran a repetir título. 

Para esta temporada la situación parece ser similar: Kyrie Irving (Duke), Jared Sullinger (Ohio State), Perry Jones (Baylor) o Terrence Jones (Kentucky) suenan para ocupar las primeras posiciones del Draft tras efectuar el famoso "one-and-done" ("uno y hecho") y con muchas carencias que pulir. El año pasado John Calipari se jactaba públicamente del orgullo que para un entrenador como él suponía que cinco de tus jugadores salieran elegidos en primera ronda del Draft, cuatro de ellos tras su temporada Freshman. De esta manera el polémico entrenador actuaba como reclutador una vez más, pues hacía un llamamiento claro a los jugadores en edad de instituto: "si vienes conmigo, en un año estás en NBA", algo que al parecer han entendido bien Terrence Jones o Brandon Knight. Eso sí, con ese sistema nadie le asegura a ninguno de estos jugadores un título (los Wildcats cayeron el año pasado en Finales Regionales frente a West Virginia).

Uno de los jugadores que la temporada pasada decidió dar el salto prepaturamente tras jugar para Calipari fue Daniel Orton. El pívot natural de Oklahoma City (de enorme parecido físico con Russell Westbrook, al menos a mi parecer) recibió los cantos de sirena desde la NBA en forma de elección como Lottery Pick (14 primeras elecciones), por lo que el chaval lo vio claro. Orton, que fue un reclutamiento de Billy Gillespie, anterior entrenador de Kentucky, dudó seriamente si mantener su palabra a los Wildcats tras la llegada de John Calipari y, de su mano, el mejor pívot en edad de instituto del país, DeMarcus Cousins. Orton supondría que su importancia en el equipo disminuiría y quedaría relegado a la posición de pívot suplente, como efectivamente sucedió, pero finalmente decidió mantener su palabra a la Universidad. Sus promedios esa temporada fueron de 3'4 puntos, 3'3 rebotes y 1'4 tapones en 13 minutos de media. El jugador se perdió su último año de instituto por una lesión de rodilla, lesión que no fue curada debidamente y que hoy día le mantiene alejado de las canchas (dos partidos en Liga de Desarrollo) tras haber sido seleccionado por los Magic en la posición número 29 del Draft, muy lejos de las posiciones de lotería que él mismo preveía. Parece que su elección de saltar a la NBA de momento no le ha salido todo lo bien que debiera-

¿Debe mantenerse, o incluso ampliarse, la edad mínima para jugar en NBA y de esa manera proteger la calidad del baloncesto e incluso de la propia liga? ¿O, por el contrario, no debe ponerse límites a jugadores que en su mayoría pertenecen a familias con pocos recursos económicos? Personalmente, soy más partidario de la primera opción que la segunda. Casos como el de Daniel Orton demuestran que la mayoría de jugadores no están preparados para las exigencias del profesionalismo y se pierden grandes proyectos de jugadores. Otros, como Derrick Rose, Tyreke Evans o John Wall, reclutamientos de Calipari también, ya en su primer año en la Universidad demuestran que están listos para el salto. También, sin embargo, se está cayendo peligrosamente en que se produzcan casos como el de Jeremy Tyler. Los jugadores lo tienen claro. Y Daniel Orton también lo tuvo en su momento. El jugador, cuya madre falleció durante su año senior en el instituto a causa de lupus, lo tuvo claro cuando le preguntaron si se decidía a dar el salto a profesionales: "In the world, there's only one color that matters, and that's green. More than anything, it's money" ("En el mundo, sólo hay un color que importa, y es el verde. Más que nada, es dinero").

Alejandro Díaz Triguero / Ana & Alejandro

Viajábamos durante nuestras vacaciones hasta que decidimos salir a conocer mundo y buscarnos la vida. En este blog queremos informar y contar nuestras experiencias de allá donde vayamos.

13 comentarios:

BigBen dijo...

Lo de Orton se veía venir. Era un tío que parecía que podía ser intimidador y tal, pero de estos en la NBA hay bastantes, y si a este tipò le quitas eso, es como poner un tronco.

Por si alguien tiene dudas que vea sus números.

No tengo una opinión demasiado real sobre si ampliar la edad o no. Quizás al juego en sí le beneficie, pero la medida es bastante seria y problemática para tomar.

sraly dijo...

Creo que la ausencia de fundamentos de muchos jugadores americanos, además de por un estilo marcado de juego (físico y uno contra uno) se ha acrecentado por la falta de 'universidad'. Salvo casos de superestrellas, son los más los que han fracaso después de dar el paso directamente de la high scholl o en su primer año. Pero el dinero manda en el mundo y más en condiciones de chicos procedentes de barrios marginales que quieren sacar a sus familias del pozo y ganar dinero rapido. Yo subiría la edad, al menos un año más(two and done), porque creo que la formación, tanto deportiva como académica (aquí hasta soy demasiado idealista) nunca viene mal.

Saludos desde Puertatrás

Almanzor dijo...

@BigBen: hay que ver cómo se recupera de una lesión mal curada en el instituto. Ahora que los Magic están sin un pívot puro desde el banquillo podría estar hartándose a jugar, pero nada. A ver qué tal vuelve...

@sraly: la universidad forma jugadores y personas. No es casualidad que salvo enormes talentos tipo Derrick Rose, el resto de jugadores que dan el salto muy pronto les cuesta rendir todo lo bien que pueden. No se forman como jugadores en condiciones y les basta con el juego que vienen heredando desde el instituto, donde se gana con el físico. 2 años mínimo en la Universidad estaría genial, a riesgo de casos como Jennings y Tyler.

Por cierto, no cuento con el caso de jugadores europeos porque entiendo que su formación baloncestística es mayor (sistema de canteras), su experiencia también (llevan algunos años jugando en la élite) y no están tan necesitados de dinero.

Saludos y gracias por los comentarios.

Miruri dijo...

Coincido con BigBen en que lo de Orton estaba cantado. No había demostrado nada en la NCAA más allá de ser un gran intimidador pero está claro que para jugar en NBA hay que saber hacer más cosas, sobretodo por que a nivel profesional el cuerpo de un amateur está por hacer.

Con respecto a si los jugadores deben estar más de un año en la Universidad diría que ojalá fuera así. Ojalá estuvieran 2,3 o los 4 años para que pudieran formarse no solo como deportistas sino también y esto es mucho mas importante como personas. Sin embargo, también hay que entender que la mayoría de estos chavales vienen de familias de clase baja, son personas con muchos problemas en su entorno y que ven una salida facil dando el salto a la NBA cuanto antes.

Ciertamente, el tema de obligar a un jugador a estar x años en la NCAA me parece demasiado espinoso como para que la NBA pueda volver a modificarlo. Es un asunto que va a dar muchos quebraderos de cabeza a Stern.

PD: No me gustan los casos de Jennings y Tyler. Creo a un a riesgo de equivocarme que nunca debieron jugar en Europa.

J-Bo dijo...

Para mí esta es una regla totalmente absurda, bueno no desde el punto de vista de los propietarios, que no nos engañemos es el ÚNICO motivo de peso que explique que en pleno siglo XXI se quieran poner límites a la edad mínima para jugar una liga profesional como es la NBA.

Sólo espero que si prolongan la edad obligatoria, cada vez más y más jugadores decidan dar el salto a Europa, o a otro lugar. No hace falta que diga que NO ME GUSTA LA NCAA, y no creo que me pueda gustar nunca hasta que cambien algunas reglas como la del tiempo de posesión.

Pero ojo, que el otro día leí unas declaraciones de Lionel Hollins, el entrenador de Memphis Grizzlies, al respecto, y una vez más coincido al 100% con su manera de entender esto.

La NBA son posesiones jugadas 'al límite', los 24 segundos, es velocidad, no amasar la bola segundos y segundos, hasta llegar a los últimos 10 de posesión y empezar a atacar. Eso sucede en la NCAA, por desgracia, en casi todos los equipos y en casi todos los encuentros.

Almanzor dijo...

@Miruri: es un tema complicado evitar que un chaval cuya familia está necesitada de dinero (ejemplo claro el de DeMar DeRozan) no intente ganar dólares lo antes posible. Probablemente a muchos de esos chavales les importe un pepino no mejorar su juego pero sí llevar dinero a sus casas (aunque la mayoría de los casos lo que hagan sea comprarse el descapotable más caro o la mansión más grande). Lo ideal para un jugador es estar lo máximo posible en NCAA para mejorar fundamentos y en algunos casos, mejorar opciones de mejor posición en el Draft, que conlleva más ingresos. Desde luego el caso de Tyler es el mejor ejemplo.

@J-Bo: yo entiendo a la gente que no le gusta la NCAA. Pero hay que entender que es baloncesto de formación, una competición de chavales de 20 años donde se mueve mucho dinero y con una resposabilidad mayor que en NBA en cuanto a resultados. Si a ese peso que supone el tener que ganar partidos encima le metemos normas para que las decisiones se tomen antes, estamos tirando la formación de chavales por la borda. Los 35 segundos está pensando para que en un mismo ataque un equipo tenga hasta 2 opciones de crear jugadas. De esta forma se trabaja más los sistemas y el jugador es capaz de ejecutarla mejor, hay más opciones para que se trabaje el bote, cómo cortar la zona, cómo bloquear. Y para defender lo mismo: empiezas presionando toda pista, vuelves a individual y empiezan las ayudas. En el baloncesto de formación para que los chavales aprendan cuanta menos exigencia y menos prisas mejor. Ya tendrán 15 años para aprender a jugar a 24 segundos, que es más fácil cuando has jugado a 35.

Repito, entiendo a la gente que no le guste la NCAA, pero considero que es la mejor manera de que los jugadores se formen tácticamente (también como personas) y mejore el nivel medio de la NBA. Yo espero que cada vez haya más jugadores que vengan a Europa y les pase como a Tyler.

Saludos y gracias por los comentarios

costalgaraldals dijo...

Creo que "prohibir" algo suena mal... pero en este caso estamos jugando con el futuro de muchos jovenes. Si no triunfan, y la mayoria no lo hacen, en la NBA, entonces a donde dirigiran su vida, muy complicada la decisión.
Por mi parte, la dejaría como está. 19 es un pelín justa, pero suficiente.

J-Bo dijo...

Almanzor, el que es bueno es bueno en Europa, en la NCAA y en la NBA, poner un límite a la edad mínima para entrar me parece como querer ponerle puertas al campo.

Quién quiera jugar en la NCAA está en su derecho, un año, dos, tres y cuatro si hace falta... y el que quiera saltar directamente a la NBA o a cualquier otra liga profesional también debería poder hacerlo.

A mí todo esto del baloncesto de formación me suena a lo mismo que quien está a favor de ver a Juan Carlos Navarro en la NBA o en la ACB. Cada uno es libre de tener sus preferencias, pero por favor, no obliguemos a nadie a hacer algo que va en contra de sus ideas o de sus sueños por un tema única y exclusivamente económico.

Baloncestero dijo...

En mi opinión, los ojeadores NBA últimamente sólo están buscando físico y apenas miran el apartado técnico-táctico de los jugadores, aunque a veces sale bien.

Los ejemplo son muchos:
- Los draft de Llull y Claver cuando apenas eran unos pipiolos en ACB... aunque ahora sean unos cracks!!
- Un jugón como Juan Carlos Navarro fue relegado a triplista de esquina, simplemente porque no tiene un físico portentoso.
- Jugadores como Eyenga o Ibaka dieron el salto hacia allí muy pronto, aunque el congoleño haya explotado esta temporada.
- Increible que un jugador con la técnica de Bodiroga no fuese a la NBA (mejor cabeza de ratón, que cola de león)

Creo que apostar por jugadores sólo físicos o jugadores demasiado verdes por su juventud, puede salir bien algunas veces, pero no es la panacea

Almanzor dijo...

@costalgaraldals: prohibir nunca está bien, pero yo pienso que es por el bien del baloncesto y de esos jugadores.

@J-Bo: no creo que sea cosa de ser libres los jugadores. Desde luego lo son, pero la NBA mira por ella misma, de forma que se exige no saltar directamente del instituto para evitar casos como Kwame Brown, Darius Miles, etc, jugadores que en su primer año no están preparados para la NBA por la razón que sea. Hace 15 sólo saltaban auténticos talentos como Garnett o Bryant, pero la cosa degeneró y de ahí la prohibición.

Gracias por los comentarios y alimentar el debate.

Almanzor dijo...

@Baloncestero: estoy de acuerdo. Los jugadores de instituto, la mayoría, apenas tienen conocimientos tácticos. Aunque en realidad, pocos equipos NBA lo requieren. En la mayoría de equipos de NCAA se cuida mucho este apartado. El que es buen jugador NCAA normalmente es buen jugador NBA y buen jugador en Europa.

Saludos y gracias por el comentario.

dennis_mora91 dijo...

Desde los 5 años he jugado basket con esos 30 segundos de posesión, después en Cadetes pasaron a 24 y no pasó nada más que las jugadas se realizaran a una mayor velocidad o fueran más crtas en su ejecución, no creo que tenga una influencia a la hora del desarrollo de un jugador que la posesión sea mayor o menor, en el desarrollo lo que importan son los conceptos, leer ataques y defensas, saber como actuar en casa situación ...

Esto esta notablemente ligado con jugadores que salvo que tenga talento innato después se ven perdidos en una cancha con HOMBRES que han pasado por mil batallas. A mi el que se me viene a la mente es a Sebastian Telfair ¿Cuantos años lleva en la liga? El otro dia mire y tenia 25 años, increible.

En definitiva, estaria a favor de aumentar la permanencia en la universidad, los años no lo sé, obviamente el dinero manda y los chicos solo piensan en eso. El romanticismo que queda hoy dia es poco xD

Almanzor dijo...

@dennis_mora91: yo, sin la experiencia que te hace el jugar al baloncesto, creo que sí que ayuda máslos 35 segundos. Tampoco es lo mismo una liga que otra. Como digo, la NCAA tiene la exigencia de NBA en chavales de 20 años.

Telfair creo llegó el último Draft que permitió jugadores de instituto (2005) y hasta ahora. La cosa en ese momento había degenerado y cualquiera daba el salto. Si Telfair hubiera jugado en NCAA probablemente no habría tirado su carrera por la borda pensando que en NBA podía jugar como en el instituto cuando lo hacía frente a un 80% de chavales que no van a llegar a nada en el baloncesto.

Saludos!

Para ponerse la piel de gallina

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib